“CRIMEN EN EL BARRIO DE SAN TELMO” (la obsesión de Artemio Blanes) -policial

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Ajedrez”, J. L. Borges

 

Comparto la edición de mi libro (narrativa policial) “CRIMEN EN EL BARRIO DE SAN TELMO”.
En las librerías DISTAL y BUENOS AIRES BOOKS, y también en MERCADOLIBRE.
Una reseña:
“Transcurre la tarde de un día domingo. La noche del día anterior había dejado sus trazas escondidas entre los adoquines del empedrado, y ahora la tarde regresaba para recuperarlas. Casi aflorando entre las piedras de granito, las inútiles vías del tranvía aun intentan rescatar tiempos que parecen adheridos al barrio; aquellos en que los chicos competían en calcular cuánto se demoraría en pasar el vehículo basándose en las vibraciones de los rieles. Desde pequeño, uno va construyendo probabilidades y certezas, madurez y engaños…”

El uso habitual de la “certeza” o la “evidencia” para configurar un pensamiento o una acción define en verdad complejos laberintos de probabilidades, en función de los cuales construimos nuestra “realidad” y decidimos comportamientos. Más veces que pocas, esa “realidad” suele esfumarse en cuanto la sometemos a prueba. Se acumulan así en la memoria los restos de antiguos y nuevos laberintos, muchos de los cuales nos han llevado al desengaño.

Un crimen, múltiples pistas, supuestas certezas y un final que sorprende hasta a los propios actores de esta historia.-
J.A.C.

 

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.